Maridajes

Narrativa romantica adulta y contemporanea
978-84-121713-5-8
CASTELLANO
210
210cm
210cm
FONDO

Maridar, no es solo establecer la mejor relación posible entre un vino y una comida, sino también, como nos describen en estos diez relatos de alto contenido erótico, una forma de contar sin ambages las experiencias más escandalosas y atrevidas entre César ?el protagonista?- con diferentes mujeres, también entre dos mujeres, un trio o incluso el mejor voyerismo y BDSM. Una serie de historias íntimamente conectadas entre sí, ambientadas en Málaga y rebosantes de fantasía, psicología, complicidades, humor y el mejor sexo en estado puro y salvaje.
Y todo enmarcado en ese erotismo cargado de sabores, texturas, aromas, tactos? a través del cual los autores vinculan a sus personajes con determinadas uvas y vinos. Una muestra desafiante de hedonismo e ingenio, que nos recuerda que, con imaginación y audacia, el sexo bien maridado, además de divertido, puede llegar a alcanzar una categoría organoléptica sorprendente.

Jesús García Gallego y Yolanda Sánchez, y en alguna ocasión con la colaboración de Ana Almarcha, construyen sus relatos, dando voz a los diferentes protagonistas en un ejercicio admirable de contar la misma historia desde diferentes puntos de vista.


?Su cuerpo emanaba delicadeza, erotismo contenido, y esa misteriosa languidez prometedora que adoraba en las mujeres. Ante semejante conjunción de signos, y para celebrar que sin duda parecíamos predestinados el uno para el otro, le ofrecí un Château Ausone 2008, uno de los mejores Merlot de los últimos años, que era lo que la ocasión merecía.
Andrea, espectacular sobre sus pasmosos tacones de Césare Casadei, se acercó con dos copas, vestida sólo con un collar de perlas negras, unas braguitas de Aubade y una sobria y elegante pulsera de Gayuvo, así entramos en una habitación llena de espejos y grabados eróticos japoneses, colmada como ella de intrigas secretas e inconfesables.?

?Decía Octavio Paz, que en cada encuentro erótico hay un personaje invisible y siempre activo: la imaginación. Creo que este pensamiento del poeta y ensayista mexicano vale tanto para la realidad como para la ficción, en la que se sitúan los relatos de Maridajes?. Antonio Jiménez Millán.