MEMORIAS de un CORTESANO de 1815

978-84-15913-61-0
CASTELLANO
256
210cm
135cm
LOS EPISODIOS NACIONALES DE BENITO PEREZ

Fernando VII anuló en 1814 la Constitución

y toda la labor jurídica de las Cortes de Cádiz.

Se restauraba así el régimen absolutista, considerando

los historiadores este brusco giro

político como un auténtico golpe de Estado.

Durante los seis años siguientes (1814-1820)

el rey gobernaría apoyado en sus ministros

absolutistas, pero la dirección del país estaba en

realidad en manos de los allegados del rey,

la llamada camarilla: aristócratas, clérigos y

demás consejeros reaccionarios. La corte fernandista

supone para Galdós el apogeo del favoritismo

y la mezquindad. Los cortesanos,

encerrados en el palacio, ignoran realmente lo

que sucede en el país. Dice Galdós que aquella

comparsa, siendo abominable y grotesca, ni

siquiera supo hacer el mal con talento.